La luz es como el agua resumen

La luz es como el agua resumen

Comentario sobre el cuento La luz es como el agua

La luz es como el agua es un cuento de Gabriel García Márquez perteneciente al libro “Peregrinos extraños”, una colección de cuentos publicada en 1978 por el inolvidable escritor colombiano-mexicano, Premio Nobel de Literatura.

Ella y su marido tenían razón. Su casa en Cartagena de Indias tenía una terraza con muelle en la bahía, y un cobertizo en el que cabían dos grandes yates. Aquí en Madrid, en cambio, se hacinaban en un quinto piso del Paseo de la Castellana 47. Pero al final ninguno de los dos pudo negarse, porque les habían prometido a los niños un barco, con sextante y brújula, si ganaban el premio de tercero de primaria, y así fue. Así que su padre lo compró todo y no le dijo nada a su mujer, que era más reacia que él a pagar las deudas de juego. Era un hermoso barco de aluminio con una franja dorada en la línea de flotación.

El miércoles por la noche, como todos los miércoles, sus padres fueron al cine. Los chicos, amos y señores de la casa, cerraron las puertas y las ventanas y luego rompieron la bombilla que brillaba en una de las lámparas del salón. Un chorro de luz dorada y fría como el agua comenzó a salir de la bombilla rota, y la dejaron correr hasta casi un metro de profundidad. Luego apagaron la electricidad, sacaron la barca de remos y navegaron a su antojo entre las islas de la casa.

La luz es como el agua wikipedia

En la colección se muestran historias de fantasmas y cosas extrañas que hacen ruido por la noche. La representación central de este tipo de imágenes es cuando la familia del castillo es teletransportada en el tiempo a la escena del asesinato de su historia de fantasmas.

  Como usar photoshop cs6

La última historia es la representación central de una imaginería más amplia y consistente, la imaginería de la muerte. El título “El rastro de tu sangre en la nieve” es una instantánea de esta imagen, la última visión que Billy tiene de Nena, su sangre derramada. Además, fíjate en el asesinato de la señorita Forbes, en los amigos que se ahogan en “La luz es como el agua” y en la hija santa muerta en “El santo”.

El relato “La luz es como el agua” contiene una interesante imagen de bombillas rotas en las que la luz se derrama como un fluido. Tal vez esta imagen esté diseñada de forma irónica, indicando que los seres humanos son como las bombillas de alguna manera, y las bombillas que se rompen podrían representar a los amigos que perecen. El símbolo plantea esta pregunta: ¿El alma abandona el cuerpo en el momento de la muerte?

En “Vendo mis sueños”, la mujer con el anillo de serpiente es una adivina. La relación entre la capacidad de la chica para interpretar los sueños de forma significativa parece estar ligada a su afición por la energía serpentina. Es una conductora de la unidad extraña, invisible y metafísica de todas las cosas, y su anillo representa esta conciencia del reino invisible y desconocido. Su extraña muerte añade un giro interesante a esta imagen, mostrando que, en última instancia, su conocimiento espiritual no puede salvarla de la muerte.

La luz es como el agua pdf

Puede que muchos conozcan a Gabriel García Márquez y su obra. Es un premio Nobel de literatura y uno de los escritores más influyentes y preeminentes del Realismo Mágico. Es autor de la novela “Cien años de soledad” y de varios relatos cortos, entre ellos “Un hombre muy viejo con alas enormes” .  Lo más probable es que haya leído alguna de sus obras, si no por su cuenta, para una tarea en un curso de inglés anterior. El realismo mágico es un tipo de escritura de ficción en el que un mundo muy real está coloreado con elementos de fantasía y magia. El narrador de la historia no hace ninguna discrepancia entre los elementos de la historia que nos son familiares y los que son extraños, y los acontecimientos fantásticos se presentan en un tono realista. En la mayoría de las obras de Márquez, la realidad es un tema central y la realidad de su escritura es la que lleva el tema de sus historias.

  Camaras full frame nikon

“La luz es como el agua” es la historia de dos hermanos que, como premio a su rendimiento escolar, consiguen un bote de remos. Entonces, rompen las instalaciones de luz de su casa y dejan que la luz inunde su hogar como si fuera agua y navega la luz. Una noche, los niños inundan su casa con tanta luz que ahogan a sus compañeros.

La luz es como el agua realismo mágico

El Oxford English Dictionary define el género del realismo mágico como un “estilo literario en el que las técnicas realistas, como los detalles naturalistas, la narrativa, etc., se combinan de forma similar con elementos surrealistas u oníricos (www.oed.com)”.    Está claro que este no es un género que hayamos visto en clase, y sin embargo no es tan diferente de otros géneros que hemos estudiado.    Por ejemplo, el OED define la ciencia ficción como “ficción imaginativa basada en descubrimientos científicos postulados o cambios ambientales espectaculares, frecuentemente ambientada en el futuro o en otros planetas y que implica viajes espaciales o temporales (www.oed.com)”.    Si el realismo mágico es la combinación de elementos realistas y surrealistas y la ciencia ficción de elementos ficticios y científicos no es infundado decir que estos dos géneros están cortados por el mismo patrón.

  Hacer carteles con photoshop

Me introduje en este género este semestre en mi clase de Introducción al análisis literario; primero leyendo un cuento “La luz es como el agua” de Gabriel García Márquez, y más recientemente leyendo la novela Como agua para chocolate de Laura Esquivel.    En la introducción de ambos relatos, mi profesor mencionó, de pasada, que eran ejemplos de realismo mágico y, al mismo tiempo, nos recordó que no pensáramos en eso al redactar nuestros análisis.    No fue hasta que me senté a hablar con Anne cuando me di cuenta de lo extraña que era esa afirmación.    ¿Por qué no querríamos tener en cuenta el género en el análisis de estas historias?    Me imagino que temía que nos fijáramos en algunos de los extraños elementos que componen el realismo mágico y los descartáramos como simples elementos de un género.    Es como si temiera que no nos fijáramos en los significados que estos elementos representan.    Sin embargo, creo que hay una razón por la que estos autores representaron estas historias dentro de los géneros del realismo mágico.    Al igual que la ciencia ficción utiliza la ficción para representar elementos científicos, estos ejemplos de realismo mágico utilizan los elementos surrealistas y oníricos para representar la complejidad de las emociones humanas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad